Hacia la Nada Creadora, de Renzo Novatore

libro hacia la nada creadora renzo novatore

boton comprar

4€ – 44 páginas

A casi setenta años desde que se publicase por primera vez, Hacia la Nada Creadora parece que sigue manteniendo intacta su fuerza subversiva. Esta característica de “actualidad inmutable”, prescindiendo de los “cambios sociales” acaecidos y más allá de la forma literaria, es común a gran parte de los escritos de anarcoindividualistas, es decir, de aquellos que no fundamentaban su propia vida en un programa social y económico que realizar – sobre cuya validez sólo la Historia podía expresarse – sino en el individuo, en el ser humano concreto de carne y hueso (lo que muy probablemente explica también el renovado interés en la obra de Stirner).

Pero la valorización del individuo no puede y no debe diluirse en la constitución de una nueva escuela, de una nueva ideología, que en un momento de incertidumbre como el que estamos atravesando podría atraer a todos aquellos – y son muchos – que van en búsqueda de un punto de apoyo inquebrantable. El Partido no puede sustituir al individuo sólo porque se lo considere exento de toda crítica en el “confronto” con la realidad social. El mayor riesgo, en definitiva, es el de recluirse en la clásica torre de marfil, como en el pasado hicieron en efecto muchos anarcoindividualistas.

Muchos, pero no todos. Es por esto que la reedición de esta obra de Renzo Novatore, que nos permite redescubrir su figura bajo diversos aspectos excepcionales de anarcoindividualista, viene a colación, puesto que no sólo “fa piazza pulita” de las posibles especulaciones sobre el individualismo, sino que también es al mismo tiempo una llamada a la lucha de una actualidad por momentos sorprendente.

Entre cuantos se declararon anarcoindividualistas, Renzo Novatore ocupa indiscutiblemente un puesto de honor, siendo uno de los mayores representantes de lo que en la época se llamaba “anarquismo heroico e iconoclasta”. Hombre de pensamiento y acción, Novatore en el curso de su vida demostró más de una vez su propia unicidad.

Durante la primera guerra mundial, cuando el intervencionismo atraía no pocos adeptos entre los anarquistas, sobre todo en las filas de los individualistas, Novatore se posicionó resueltamente contra la guerra, disertando arma en mano y siendo por esto condenado a muerte por el tribunal de La Spezia. A diferencia de gran parte de los demás individualistas, que se entretenían con académicas elecubraciones sobre el Yo, Novatore vivió como un proscrito, realizando atentados y expropiaciones y participando activamente en numerosas tentativas insurreccionalistas, hasta que fue asesinado en un enfrentamiento armado con los carabinieri en 1.922.

Antidogmático, entró a menudo y de buena gana en polémica ya fuese con los anarquistas organizadores ligados al UAI – Unión Anarquista Italiana – (tuvo un polémica muy fuerte con Camillo Barneri), o con los exponentes de un cierto anarcoindividualismo (como Carlo Molaschi).

Para Novatore – lector de Stirner pero no por ello discípulo del stirnerismo – la afirmación del individuo, la continua tensión hacia la libertad, lleva inevitablemente a la lucha contra lo existente, al enfrentamiento violento contra la autoridad y contra todo tipo de “attendismo” (actitud de esperar a ver que pasa).

Escrito alrededor de 1.921 Hacia la Nada Creadora, que muestra de forma patente la influencia de Nietzsche sobre el autor, ataca uno tras otro al cristianismo, al socialismo, a la democracia, al fascismo, mostrando las miserias morales y espirituales de estos. Todo lo que ha llevado a la degradación del individuo, que lo ha sometido bajo distintos pretextos a “fantasmas sociales”, es agredido con furia iconoclasta. Con esta crítica a aquello que disminuye la unicidad del particular – todavía hoy plenamente válida – Novatore derriba todos los tópicos difundidos en relación a los individualistas. A veces con una sonrisa en los labios y otras con rabia, Novatore desmiente a quién lo imagina encerrado en el claustro de la especulación filosófica; rechaza las acusaciones de quién lo pretende, en cuanto carente de proyectualidad, ciego negador; muestra la ridiculez de quien lo considera contrario a la revolución y favorable únicamente a la revuelta individual. Todo esto sin perder nunca la ocasión de afirmar la unicidad del individuo, la grandeza del sueño, la fuerza del deseo, la belleza de la anarquía. En otras palabras, aquello que hoy es considerado vetusto y superado, pero que quizás está simplemente fuera de moda.

Cierto, ha pasado mucho tiempo desde la redacción de este texto. Pero el triunfo de la democracia, la supervivencia del estalinismo, el resurgir del fascismo, la propagación de la tecnología, la universalización de las mercancías, la homologación realizada por los mass media, la reducción del lenguaje, el desprecio por la utopía: aquello que enmaraña y anega al individuo en un mar de mediocridad, a domesticar su unicidad, a placar cualquier instinto de revuelta, a volverlo incapaz tanto para ell amor como para el odio, impotente en su dócil vivencia – todo esto es espantosamente actual. He aquí porque se vuelve igualmente actual e indispensable por cuanto puede servir para eliminar la sacralización y para combatir esta situación.

Una cosa es cierta, solamente quien prefiera el mar embravecido al agua estancada sabrá seguramente apreciar la obra iconoclasta de Renzo Novatore.

NOTA BIOGRAFICA

Renzo Novatore, pseudónimo de Abele Rizieri Ferrari, nace en Arcola (SP) el 12 de mayo de 1.890 en una modesta familia de campesinos.

Rebelde ante la disciplina escolar, va solamente unos meses a las clases de la enseñanza primaria; después abandona la escuela definitivamente y es obligado por el padre a trabajar en el campo. Pero su profundo deseo de conocimiento unido a una tenacidad y una voluntad bien implantadas lo convierten en un precoz autodidacta: con el tiempo se va transformando en un lector incansable y con un agudo sentido crítico que le impide ser dominado por las ideas ajenas.

Todavía adolescente es acusado con una decena de coetaneos de haber provocado un incendio en la iglesia de N.S. De los Ángeles, tras tres meses es procesado y después absuelto.

Iniciada la Primera Guerra Mundial Novatore decide armarse contra la Sociedad de la Guerra. Condenado a muerte por deserción y alta traición, se traslada a Emilia y comienza a hacer propaganda de la rebelión armada contra la ferocidad de los Estados.

Tras el armisticio, mientras todos los demás compañeros de Arcola vuelven, Renzo Novatore continua siendo un prófugo: las fuerzas policiales se empeñan a fondo, con feroz dedicación para sacar de su agujero a este “peligroso bandido anarquista” contra quien tiene la orden de disparar a matar. Arrestado después de los movimientos de La Spezia de 1.919, es condenado a diez años de cárcel en una prisión de máxima seguridad, pero sale de la prisión de Livorno gracias a la amnistía que se lleva a cabo.

Retoma con dedicación y entusiasmo la acción anarquista y emprende diversas tentativas insurreccionalistas.
Es nuevamente arrestado por el asalto armado del polvorín y el cuartel de los marineros de Val di Fornola.
Nada más ser liberado, en el periodo de la ocupación de las fábricas lo reencontramos ocupado en una vasta tentativa insurreccionalista que fracasa tras un chivatazo.

Después de un periodo de relativa calma en el cual publica la revista “Vertice”, a continuación, un enfrentamiento armado con la policía se ve obligado a abandonar Arcola y a deambular por la Italia Septentrional, prosiguiendo de todos modos su actividad revolucionaria.

Casado con Emma, tiene tres hijos, uno de los cuales muere con pocos años de vida; los otros son Renzo y Stelio (el único todavía con vida).

Renzo Novatore muere el 29 de noviembre en Teglia (GE), muerto en un conflicto armado por los carabinieri.

***

Su vasta obra, en parte perdida, se extendió por numerosos periódicos anarquistas de la época, entre los que recordamos “Il Liberiano” de La Spezia, “Cronaca Libertaria” de Milán, “Iconoclasta” de Pistoia, “Gli Scamiciati” de Pegli, “Pagine Libertarie” de Milán, “Il Proletariato” de Pontremoli y la revista “Vertice”.

Dos años después de su muerte el grupo anarqusita “Los hijos del Etna” de Siracusa publicó “Hacia la Nada Creadora” y “Por encima del Arco”, ambos reeditados entre 1.949 y 1.953 del Grupo Editorial Albatros, de Florencia. La edición de “Hacia la Nada Creadora” que presentamos es la americana de 1.939, a cargo de Virginio de Martin.

Anuncios

2 thoughts on “Hacia la Nada Creadora, de Renzo Novatore

Los comentarios están cerrados.